Tus acciones se convierten en tus hábitos

Siembra un acto y cosecharás un hábito. Siembra un hábito y cosecharás un carácter. Siembra un carácter y cosecharás un destino.

Actos - Hábitos - Carácter - Destino
Actos – Hábitos – Carácter – Destino

Tus acciones de hoy determinan tu destino

Si tienes un sueño, si quieres conseguir algo, si te gustaría ser dueño de tu propio destino presta mucha atención a lo que estás haciendo hoy y ahora.

El destino se empieza a conseguir con pequeñas acciones y esas acciones nacen de tu motivación e interés por conseguir lo que quieres. Estos son los 4 pasos que determinarán tu futuro.

Los pasos para crear tu propio destino

  1. Comienza por imaginar con todo detalle aquello que quieres conseguir y los pasos que debes dar para conseguirlo. Tus pensamientos se convertirán en acciones.
  2. Actúa, actúa, actúa. La repetición de tus acciones hará que se conviertan en hábitos. Se dice que realizamos la misma tarea durante 21 días, pasará a convertirse en un hábito, en algo que hacemos casi sin darnos cuenta y sin esfuerzo. ¿Quieres convertir levantarte temprano en un hábito? Pues hazlo durante 21 días seguidos y lo habrás conseguido.
  3. Tus hábitos definen tu  carácter. Las cosas que haces habitualmente y sin esfuerzo son las que dan forma a tu carácter, a tu forma de ser. ¿Eres ordenado? ¿Eres trabajadora? ¿Te gusta aprovechar el tiempo? ¿Haces deporte todos los días? ¿Cumples con tu plan de estudios semanal? Y si quieres añadir un nuevo hábito a tu forma de ser vuelve a leer el punto 2.
  4. Tu carácter te lleva a tu destino. Efectivamente, las personas que triunfan y consiguen lo que quieren tienen una forma de ser que antes o después les acaba llevando donde querían. Todos conocemos a alguien que ha conseguido sus sueños con algo de suerte y sin el carácter necesario y que poco tiempo después lo ha perdido todo y vuelve a estar como antes o peor. El destino favorece a los que tienen el carácter adecuado. Como se suele decir, el triunfo suele llegar a los triunfadores.

Recuerda

Para que tu destino sea conseguir aquello que deseas, debes tener el carácter adecuado, la forma de ser que te lleve a alcanzarlo. Ese carácter lo conseguirás incorporando a tu forma de ser los hábitos adecuados. Los hábitos surgirán si repites las acciones durante el tiempo necesario. Y todo comienza convirtiendo tus pensamientos y deseos en acciones.

Resumiendo. Son tus pensamientos y acciones del día a día las que acaban por determinar tu destino. No hay nada escrito de antemano. Tu actitud, tu motivación, tus actos, tus hábitos y tu carácter son las que determinarán tu futuro.

Tal como dijo Charles Reade y muchos otros han copiado y/o adaptado después:

Siembra un acto y cosecharás un hábito. Siembra un hábito y cosecharás un carácter. Siembra un carácter y cosecharás un destino.

Los siguientes textos te explicarán como seleccionar las acciones y hábitos adecuados para conseguir lo que deseas. Y si no quieres perderte ningún artículo, déjanos tu e-mail y te los enviaremos.

Suscripción por e-mail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *