Siempre adelante

Si el plan A no funciona,… recuerda que el abecedario tiene 26 letras más.

Cambia de plan. No cambies la meta
Cambia de plan. No cambies la meta

No te rindas

No te rindas por los fracasos. Aprende de ellos, corrige los errores y sigue adelante. La clave es la superación.

Cuando luchamos por un sueño o tratamos de conseguir una meta es normal que no todo salga bien y que tropecemos con fracasos y en ocasiones con grandes fracasos que parecen acabar con nuestras posibilidades. Es el momento de venirse arriba. No te rindas. Analiza lo que ha ocurrido, corrige lo que ha fallado, prepara un nuevo plan mejorado y vuelve a la carga.

Como se suele decir:

Si tienes dificultades para alcanzar tu meta, cambia de plan, pero no cambies de meta.

Las dos condiciones

Por supuesto para poder hacerlo debes cumplir previamente con dos condiciones.

La primera condición es tener una meta definida. Si no tienes un objetivo concreto, claro y bien definido, nunca lo alcanzarás. Si ese es tu caso deberías leer este artículo primero.

La segunda condición es que debes tener un plan para alcanzar esa meta. Si no tenías un plan preparado no podrás saber lo que ha fallado, ni lo que estabas haciendo bien y por lo tanto no podrás corregir los errores. Tu plan debe ser muy detallado y fraccionado en pequeños planes o etapas que irás superando camino de tu objetivo. Eso te ayudará a mantener tu motivación y comprobar tu avance durante el trayecto. Si no tienes un plan deberías leer esto primero.

Así, cuando lleguen las dificultades, que siempre llegan, sabrás como afrontarlas ya que podrás revisar y adaptar tu plan. No seas como el toro obstinado.

En un campo llegó el invierno y los toros tenían hambre. La paja y el pienso estaban detrás de un muro así que uno de los toros pensó que si tiraba el muro podría alcanzar la comida y empezó a golpearlo. Golpeaba y golpeaba cada vez con más fuerza y el muro resistía y resistía. Mientras tanto el resto de la manada había caminado junto al muro hasta conseguir rodearlo y ya estaban comiendo.

Recuerda, ante los fracasos o las dificultades no se abandona. Es el momento de revisar el plan y seguir luchando por tu objetivo, con constancia y dedicación.

Algunas pistas

Una de las dificultades más comunes que encontramos es la incomprensión de muchas personas que no aprecian nuestra meta como nosotros y por lo tanto no entienden el esfuerzo que estamos realizando. Aquí tienes algunas pistas que te ayudarán a superarlo (adaptadas de las 7 claves de Og Mandino).

  • No pidas permiso
    • Hazlo
  • No des explicaciones
    • Verifica las cosas contigo mismo, no con los demás
  • No te disculpes innecesariamente
    • Esto es decir a los demás que no te valoras lo suficiente
  • No te recrimines a ti mismo
    • El síndrome de la oportunidad perdida te impedirá seguir avanzando
  • No digas “debería” o “no debería”
    • Pregunta “¿por qué?” o “¿por qué no?”
  • No temas decir “no” o “sí”
    • Actúa de acuerdo con lo que piensas y sientes
  • No dependas por completo de otras personas
    • Sé autónomo. Escúchales, pero toma tus decisiones

Un buen plan te llevará directamente al éxito. Pero el esfuerzo y la constancia siempre serán necesarios.

Si el plan “A” no funciona,… recuerda que el abecedario tiene 26 letras más.

Y si es necesario puedes empezar con los números cuando acabes con las letras

😉

Y si no quieres perderte ninguna de nuestras frases y textos de motivación te puedes suscribir con tu e-mail.

Un comentario Añadir valoración

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *