Paso a paso hacia tus objetivos

Si no empiezas, no acabas. Si no vas, no llegas. Si no luchas, no vives. Avanza con pasos firmes, aunque sean pequeños, hacia tus objetivos.

Si no vas, no llegas !
Si no vas, no llegas !

Comienza ahora y no te detengas

Los deseos no cambian las cosas. Solo son deseos. Las decisiones son las que cambian las cosas. Una simple decisión, tras muchos años de deseos sin resultados, puede cambiar el mundo a tu favor.

Por eso, para lograr cualquier objetivo, lo que se debe hacer es comenzar a avanzar, ahora. No esperes. Si no empiezas, no acabas.

Prepara un plan para alcanzar tus sueños. Y divide el plan en muchos pequeños pasos que puedas ir dando poco a poco. Conseguirlos y comprobar cómo avanzas en la dirección correcta te servirá de motivación. Y recuerda, lo importante, una vez que has comenzado, es mantenerse en movimiento. Si no vas, no llegas.

En el camino hacia cualquier logro (personal, social, sentimental, laboral,…) aparecerán dificultades. Eso es buena señal. Significa que estás avanzando. El que se queda flotando en el agua y se deja llevar plácidamente por la corriente, no llegará dónde desea. El que nada con fuerza, luchando contra la corriente que le arrastra, será el que consiga llegar a la orilla deseada. Si hay salpicaduras y se forman olas es porque estás avanzando. Si no luchas, no vives.

Una decisión marca la diferencia

Había un campesino que llevaba muchos años soñando con una gran cosecha, pero siempre araba y sembraba un pequeño trozo de tierra. Un año tomó la decisión de preparar y plantar un terreno mucho mayor. Le costó mucho ararlo y tuvo que invertir todos sus ahorros en comprar la simiente, plantarla y regarla. Pero llegó el momento de la cosecha y sus sueños se cumplieron. Una decisión marcó la diferencia.

Puedes llevar muchos años deseando una cosa: un coche, un nuevo trabajo, un mejor sueldo, un marido o una mujer fantásticos,… No importa lo mucho que lo desees, si no tomas la decisión de ir a por ello, nunca lo alcanzarás.

Si no empiezas, no acabas. Si no vas, no llegas. Si no luchas, no vives. Avanza con pasos firmes, aunque sean pequeños, hacia tus objetivos.

Si te ha parecido interesante y quieres recibir de vez en cuando algún texto similar nos puedes seguir en Facebook o suscribirte por e-mail.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *