Escoge tu rumbo y tu destino

Sin metas ni planes para alcanzarlas, somos como barcos que se hacen a la mar sin rumbo ni destino.

Barco sin rumbo

Cuáles son tus metas,… ¿y tus planes para alcanzarlas?

Todos tenemos metas, sueños, objetivos que deseamos alcanzar, ¿no es cierto? Pero ¿cuantos de nosotros tenemos preparados los planes para alcanzar esas metas, los pasos a seguir para hacer realidad nuestros sueños, el camino que nos llevará a nuestro objetivo, la motivación diaria que necesitamos?

La respuesta es bastante simple pero demoledora: sólo aquellos que tienen un plan alcanzarán sus metas.

Cuando pregunto a mis estudiantes ¿cuáles son tus metas? casi todos ellos tienen alguna respuesta sobre lo que quieren ser o conseguir en la vida. Pero cuando hago la segunda pregunta ¿cuáles son tus planes para conseguirlo? la mayoría empiezan a divagar y decir generalidades como “trabajaré mucho”, “me esforzaré”, “haré lo que haga falta”.

Pero año tras año encuentro entre ellos alguno que ya tiene un plan: “este año haré tal cosa, luego me dedicaré a esto durante 3 meses, después tendré que estudiar esto otro y el año siguiente…” No tengo dudas, ya sé cual de mis estudiantes conseguirá lo que quiere. Esos serán los líderes del grupo.

Los estudiantes que tenían un plan para alcanzar sus objetivos son los que lo han conseguido.

A muchos de ellos me los he encontrado años después y he podido comprobarlo. Aquellos que tenían un plan son los que han alcanzado o están alcanzando sus sueños.

  • Tener un plan te da motivación cada día
  • Tener un plan te ayuda a saber lo que ya has hecho y cuánto te falta
  • Tener un plan te obliga a revisarlo y modificarlo cuando es necesario
  • Tener un plan te impulsa hacia tu objetivo

Aprende a planificar el éxito

Efectivamente, alcanzar el éxito se puede planificar.

¿Cómo ha dicho? ¿Qué acaba de decir?

Lo repito, el éxito se puede planificar. Esa es precisamente una de las claves del coaching empresarial o personal.

Baja a la calle y colócate durante 10 minutos en una esquina bastante concurrida. Dedícate a observar a las personas que pasan por allí y hazte la siguiente pregunta para cada una de ellas: ¿Esta persona tiene una meta concreta en la vida y un plan para alcanzarla a toda costa?

Te sorprenderá ver qué pocos “Sí” obtienes. Quizá 1 o 2 de cada cien. (Puedes hacer la prueba y dejarnos un comentario abajo).

Para cada uno de esos “Sí” que has obtenido y antes de que se alejen sigue observándolos y hazte esta otra pregunta: “¿Esta persona va a alcanzar su meta?”

De nuevo te sorprenderán tus respuestas, pero esta vez por la gran cantidad de “Sí” que obtienes. Quizá un 90 % o un 95 % (Ya sabes, déjanos un comentario).

Así que esas personas han planificado y están fabricando su propio éxito.

¿Y porqué no lo puedes hacer tú? No sé. No veo nada que te lo impida. ¿Y tú?

Aún así es realmente increíble darse cuenta de que hemos pasado un montón de años estudiando en colegios e institutos o universidades y que nadie nos ha enseñado a establecer nuestras propias metas y a elaborar unos planes realistas para alcanzarlas. ¿Has oído hablar en tu etapa educativa de liderazgo, de que es motivación, de superación, de planificar para avanzar?

Afortunadamente es algo que se puede empezar a aprender en cualquier momento, incluso ahora mismo. La clave es que se aprende haciendo. Pero no empieces con tu gran plan, con tu gran objetivo. Practica primero unos días estableciendo pequeñas metas (superar tal examen, mejorar una marca, obtener un aumento,…) y prepara planes detallados para alcanzarlas. Cuanto más detallados mejor. Verás que día a día el plan se va cumpliendo y eso aumentará tu motivación. Y si ves que el plan no funciona detente, reflexiona y modifica el plan o modifica tu actitud. En ese caso deberías leer este artículo antes.

Y apunta esta frase de motivación junto al plan: “El éxito se planifica”. Tú eliges: ¿Eres una persona cobarde, perezosa, débil o ganadora?

Sin metas ni planes para alcanzarlas, somos como barcos que se hacen a la mar sin rumbo ni destino.

Y si no quieres perderte ninguna de nuestras frases y textos de motivación te puedes suscribir con tu e-mail.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *